Carlos P. Simancas. "La Gomera: los archivos de lo insólito"

Desde antaño los caminos reales de La Gomera han guardado historias de aparecidos, hirguanes y mujeres enlutadas que predecían infortunios.

Recorreremos juntos por esos caminos donde la tradición oral dará paso a los últimos testimonios. Seremos los últimos caminantes....

LO QUE CARLOS J. PÉREZ SIMANCAS  NOS CUENTA. . . 

¿La Gomera hace justicia realmente a ese eslogan de "la isla mágica"?
-
Sí, es una isla que tiene un sentir mágico particular, arraigado en su cultura e idiosincrasia. Cada recodo del camino o cada montaña tiene su leyenda e historia. Pero es más, La Gomera es la tierra de los Hirguanes , de los espectros de los caminos o de las luces populares. En La Gomera siempre conoces a alguien que ha vivido de cerca un encuentro con lo extraño.


¿El punto más especial de La Gomera y porqué?
- No podría quedarme con uno. Si preguntásemos: ¿Qué lugar es el más mágico de la isla? Tendríamos como respuesta: El Cedro, La Laguna Grande, Los Chorros de Epina o el Alto del Garajonay. Todas ellas mencionados con justicia. Pero tendríamos la playa de Erese, con sus seres negros, sus luces , los cánticos y susurros, Erese es conocida por los pescadores como la playa del miedo. Mériga y su leyenda del helecho transparente, además también es tierra de Tibicenas. O la Cruz de Las Ánimas y sus seres blancos y muy cerca de allí el Llano de Crispín. La Gomera es un archipiélago de lugares mágicos dentro de una isla.


En los últimos años ha dado más sorpresas arqueológicas que ninguna otra isla, ¿piensas que quedan más elementos sorprendentes? 

- El incendio del 2012, con la tragedia que supuso para la isla, sacó un tesoro arqueológico oculto dentro de la maleza. Grabados, material cerámico e incluso piedras talladas, ese es el gran hallazgo encontrado en La Gomera. Hasta ahora 50 nuevos yacimientos han aflorado. El triple de lo que había catalogado desde 1974. Los yacimientos están relacionados con aras, zonas de sacrificio y de culto. Estos nuevos enclaves nos hablan de su forma de vida e interacción con el medio. Pero la joya de la corona es la Cueva de los Guirres. Cuando salga a la luz, el estudio sobre los grabados líbico-bereber y su relación con la estrella Sirio, creo que estaremos ante una nueva concepción sobre los antiguos gomeros. Y pienso que todavía nos llevaremos alguna sorpresa más.


El curanderismo y las creencias brujeriles han perdurado más que en otros lugares...¿a qué piensas que se debe?
- Se debe a que La Gomera fue sometida y no conquistada. Sé que suena muy trivial, pero ese hecho de no tener a la iglesia encima y amarrando en corto, permitió que las antiguas creencia se sincretizaran con la religión católica. Por ejemplo, era normal hacer ofrendas en lugares mágicos de los antiguos que hoy, llevan nombres de santos. Pero es ese hecho que durante siglos los gomeros vivieran casi en libertad, lo que permitió que una gran parte de la cultura haya sobrevivido hasta casi nuestros días.


Antaño se aparecían luces extrañas, almas en pena a los caminantes en puntos muy diversos...¿sigue ese fenómeno vivo?
- No sólo sigue vivo sino que a los lugares tradicionales se suman otros nuevos. Hoy tenemos testimonios de pescadores que ven bailar luces en lo alto del acantilado de Alajeró. Tenemos otra luz en la zona de Ayamosna, pero esta presenta una particularidad, es de color anaranjada y en otros testimonios rojiza.


Por último, ¿Qué se siente cuando uno visita lugares que sabe sagrados, como El Cedro?
- Solo puedo decirles que La Gomera se siente, visitándola. Tienen que ir, sentarte y escuchar el sonido de este bosque milenario ¡Es una experiencia única! La Gomera es tierra de caminos, y solo se conoce caminándola y viviendo la experiencia por uno mismo. Pero hay más sitios y me comprometo a hacerles de guía por esta isla mágica que se llama La Gomera el próximo día 6 de diciembre.