Joaquín Carreras. "Creencias y poderes en el mundo campesino"

La percepción de la naturaleza del campesino canario presenta muchos elementos que parecen confrontarse con el imaginario social moderno actual. Para el campesino, todo lo que le rodea posee unas capacidades que dotan a su naturaleza de una esencia animista no presente en la actualidad.

De ese modo, todo tiene poderes: animales, plantas, el mar, las estrellas, la cuasi divinidad que parece ser la luna en el agro, los diferentes tipos de ánimas, espacios peligrosos, lugares encantados… el mundo campesino es, a día de hoy, un universo por descubrir, que, por desgracia, con el tiempo parece desaparecer ante el empuje del sentido común actual.

LO QUE JOAQUÍN CARRERAS NOS CUENTA. . . 

¿Convive esa percepción de magia y poderes del campesinado hoy en día con el mundo moderno y tecnológico? - Esa percepción campesina todavía se mantiene, pero muy atenuada. Probablemente se pierda en poco tiempo. El mundo "tecnológico" dota de otro "sentido común" a las cosas. Y por ende, ese bagaje cultural se resiente

¿Existen elementos comunes y otros más bien distintivos dentro de ese cuerpo de creencias en función de la isla de la que hablemos o de cada pueblo? - Respecto a si ese bagaje es general para Canarias, en general sí. Creo. Aunque hay particularidades. Incluso dentro de cada isla, caso de Tenerife. Por ejemplo, el "planeta" casi que se mantiene solo en Fuerteventura. Y sitios como La Gomera, en zonas interiores, son un mundo aparte. Pero creo que hay un sentido común general para todo el campo en Canarias, aunque esto haya que ponerlo con muchos matices y cuidado

¿Sería adecuado hablar de una especie de toponimia del misterio, de lo mágico o extraño en Canarias? - No sé si hay toponimia del misterio para Canarias respecto al campo. Hay lugares poderosos y "pesados", pero no sé si eso se podría catalogar como misterioso.

¿En algún momento, en sus años de investigación, se ha planteado la posibilidad de que esas creencias y esa manera "mágica" de leer, interpretar o relacionarse con la naturaleza, tuviera algo de realidad objetiva, es decir, que en un lugar pesado, por ejemplo, llegasen a pasar cosas realmente inexplicables? - No lo sé, sinceramente. Respecto a la realidad objetiva, estoy en contra de ella. Supongo que como provengo de una tendencia crítica con la modernidad, pues eso de realidad objetiva suena a etnocentrismo. Al menos, desde el punto de vista de la historia. No creo que la gente mienta cuando habla de esos lugares pesados. Simplemente, entendían el mundo de otra manera y lo veían de otro modo, interpretándolo a su modo. Creo que no hay mucho más que eso.

¿A qué llamaban nuestros campesinos el “pájaro cochino”? ¿Es un caso único? - El pájaro cochino es el pájaro de la muerte en la zona de Tegueste. Pájaro nocturno, que tiene un canto extraño, raro de ver...Mal agüero en estado puro. Hay más casos. El apagao, el alcairón, el cuervo en general y en particular en El Hierro, el pirulí (alcaraván). Determinados pájaros creo que son emisarios de las almas. Por eso tienen esa capacidad para el campesino