Gran Canaria: los expedientes del misterio

 

ALBERTO MONTESDEOCA

Las islas canarias han sido durante siglos cuna de multitud de leyendas que se han mezclado con las voces de testigos que han sido protagonistas de toda clase de fenómenos, dotando de un encanto particular y mágico a nuestro archipiélago y a Gran Canaria en particular.

Entre sus historias encontramos encuentros con lo imposible, como las conocidas luces populares que vagan por la montaña de la Atalaya de Guía, las voces del barranco del Cenobio Valerón, o la conocida Luz de Toledo, bautizada por los lugareños como “la guardiana de Tasarte” al aparecerse por sus barrancos.Estos casos se entremezclan con las historias nacidas en enclaves de gran importancia en su época, pero que el tiempo ha llenado de leyendas urbanas como los fantasmas que vagan por los túneles del abandonado cuartel de la marina Manuel Lois, o los aparentes ecos de dolor de la niña que murió en el orfanato de las Oblatas. El investigador Alberto Montesdeoca nos acerca algunas de estas historias y testimonios de lo insólito que forman una pequeña parte de los expedientes del misterio en Gran Canaria.