Catalina de San Mateo, la primera gran mística de Canarias

 

JAVIER MARTÍN

Catalina de San Mateo fue una mujer excepcional, hija del municipio de Santa María de Guía. Nació el 30 de abril de 1648 y desde temprana edad despuntaron en ella actitudes virtuosas, un interés explícito por la religión y lo espiritual, y determinados fenómenos inexplicables que con el paso de los años se agudizaron para convertirse en sobrenaturales. Entraría como lega en el convento como adulta en la capital de la isla, arrastrando ya desde entonces fama de santidad, algo sin duda bastante inusual. Sus estados de éxtasis eran frecuentes, con visiones reveladoras y contactos habituales con potencias celestiales. A ella se le atribuyen fenómenos como la bilocación, el olor a santidad y otros muchos, incluyendo el haber resucitado a un niño.Falleció en la ciudad de Las Palmas de Gran Canaria el día 26 de mayo de 1695, manando de su cuerpo un óleo aromático que también fue interpretado como un signo de su santidad. En la charla, el investigador Javier Martín repasará su biografía y prodigios, y lo hará en un lugar muy especial, la casa natal de nuestra protagonista, hoy Casa de la Cultura y sede de nuestro II Encuentro Canarias Territorio del Misterio.