SALAMANCA MISTERIOSA - Entrevista con Álvaro Anula Pulido

TM Redacción _

© Juanca Romero Hasmen

 

Puedo, y además me gusta hacerlo, presumir de conocer gran parte del legado mistérico de una provincia a la que tengo especial cariño y por la que algunos kilómetros he podido recorrer. Hay quien dice que soy un canario con “rejo” castellano, y no es una reflexión descabellada, más bien acertada. Salamanca es sin duda alguna, cuna de la cultura y fuente inagotable de legados históricos, leyendas y grandes enigmas. Esta semana he querido hacer un breve recorrido a través de la Salamanca enigmática con un joven autor, de esos buenos de los que no hay tantos. Álvaro Anula Pulido, ávido buscador de respuestas y gran conocedor de los misterios de las tierras charras, acaba de publicar, en formato digital –de momento-, un interesante libro titulado “Salamanca misteriosa”, en el que propios y extraños quedaremos atrapados por el sutil aroma del pasado. Hace tan solo unos días, he podido disfrutar de una amplia charla con su autor.

¿Salamanca, una ciudad de leyenda? - Sin duda. Es una de esas Mecas de la España Mágica que todo amante de las leyendas y misterios tiene que visitar una vez en la vida. La ciudad es sinónimo de magia, y cuando menos te lo esperas puedes descubrir algo maravilloso en ella.

¿El pueblo salmantino es conocedor de los misterios y leyendas de la provincia? - No en el grado que merece. Los salmantinos son conscientes de la gran cantidad de leyendas y curiosidades que encierra la Ciudad del Tormes. Todos conocen la Casa de las Muertes, saben la historia de la cueva de Salamanca o no revelan a los turistas dónde está situada la rana de la fachada de la Universidad para no romper la tradición, por ejemplo. Pero desconocen muchos entresijos de la ciudad, por lo que era necesario realizar un humilde compendio de misterios e historias con el objetivo de entrenar esa capacidad de asombro, bendita fuente del conocimiento.

Libro WEBPocas ciudades pueden presumir de tener dos catedrales, y mucho menos pared con pared. ¿Son estas edificaciones, morada de lo insólito? - Solo hay que ver ese tono dorado que adquiere la torre de la Catedral Nueva cuando   cae el atardecer para darse cuenta de que es una edificación diferente. En el interior de ellas, porque son dos, se conserva esa extraña sensación que empequeñece al ser humano cuando se encuentra con la magnificencia. Son auténticas escaleras al cielo...

Hablamos de milagros y portentos. ¿San Juan Sahagún es el referente, o hay otros? - Hablar de milagros en Salamanca es sinónimo de San Juan de Sahagún. Y es que este personaje desde joven siempre ha estado vinculado a realizar todo tipo de prodigios, como multiplicar el vino cuando estaba al servicio de los agustinos. La figura de San Juan de Sahagún ha quedado incrustada en la memoria colectiva de Salamanca, que evoca muchos de esos milagros a través del nombre de las calles: la calle del Pozo Amarillo rememora el suceso en el cual rescató a un zagal de morir ahogado en un pozo, o la calle del Tentenecio, que recuerda cómo el santo detuvo a un toro bravo que estaba causando el terror entre las calles de la ciudad.

¿En una ciudad como Salamanca, y en toda la provincia por extensión, los enigmas religiosos también destacan, verdad? - Los enigmas religiosos tienen gran importancia en todos los lugares, y en Salamanca y su provincia no iban a ser menos. Existen muchos enigmas, como el de las reliquias de los Santos Pastores en Ledesma con una interesante trama a sus espaldas o los incendios de la iglesia de San Miguel Arcángel en Peñaranda vinculados a una maldición lanzada por la mismísima Santa Teresa de Jesús. Pero el que se lleva la palma es todo lo que tiene que ver con la Peña de Francia: milagros, leyendas, supuesta presencia templaria, una virgen negra...

¿Sería acertado afirmar que en Salamanca las piedras hablan? 

- Y no solo hablan, sino que son ese legado de los antiguos que nos han transmitido como si fuera un mensaje que no debe olvidarse. Existen gran cantidad de megalitos en toda la provincia que nos transportan a tiempos remotos y que nos hacen preguntarnos sobre su significado. O también puedo citar castros vettones de La Merchana o de Yecla la Vieja, en el que podemos encontrar petroglifos que representan a caballos.

Autor 001 B¿En tu libro “Salamanca misteriosa” conoceremos misterios y leyendas de la ciudad o también del resto de la provincia? - De la ciudad y de la provincia. Hay que tener en cuenta que cada pueblo tiene su leyenda o lugar mágico que lucha por sobrevivir ante el paso del tiempo. Y sería una pena que las tradiciones de un pueblo cayeran en el olvido, porque un pueblo sin tradiciones está abocado a desaparecer.

… y el diablo daba clases en la Cueva de Salamanca. - Eso es lo que cuenta la leyenda más famosa de la ciudad y que traspasó fronteras, llegando a América del Sur donde a las cuevas en las que supuestamente vivía el diablo se las llama “salamancas”. Pero un dato que no se tiene en cuenta a la hora de hablar sobre la cueva es que era la cripta de la antigua iglesia de San Cebrián. San Cebrián está relacionado directamente con San Cipriano, que era considerado como el santo de la hechicería y famoso por el grimorio El libro de San Cipriano. San Cipriano de Antioquía sería un mago pagano que tenía tratos con demonios y que se convirtió al cristianismo, siendo mártir. Su culto se retiró en 1969 porque causaba confusión con Cipriano de Cartago. Como ves, es un tema que daría para escribir otro libro.

El Claustro de la Universidad también esconde grandes secretos, entre ellos unos llamativos grabados… ¿Cuánto de enigmático podemos encontrar en este lugar? - Te refieres a los siete emblemas o enigmas del Claustro. Tienen una gran carga alegórica y encierran unos mensajes concretos que seguro que estaban destinados a unas pocas personas iniciadas que podían descifrarlos. Me recuerdan a esos códigos ocultos de las catedrales que menciona el misterioso Fulcanelli, aunque en este caso estarían orientados a los alumnos más aventajados...

Salamanca misteriosa 3 B¿No sólo de ranas y astronautas se nutren los misterios de Salamanca, verdad? - La rana de la Universidad, el astronauta o la Cueva de Salamanca son solamente esa ínfima punta del iceberg que se ve a simple vista. Pero cada rincón de Salamanca tiene un tesoro en forma de misterio sin descubrir esperando a que algún curioso se adentre en su secreto.

Para aquellos curiosos que hoy quieran salir a la calle a toparse de frente con el misterio, ¿qué tres lugares le recomendarías visitar? - No sería justo destacar tres lugares sobre los demás, porque cada capítulo es un “cara a cara” con lo desconocido. Pero he de decir que las tradiciones de ánimas de La Alberca, el santuario de la Peña de Francia y la Casa de las Muertes son de obligada visita y conocimiento.

¿Se pasea la muerta por La Alberca? - Además de que se pasea de forma literal, el tema de las ánimas ha quedado arraigado en el día a día de este precioso pueblo. Y digo que se pasea de forma literal por esa procesión de la Moza de Ánimas que recorre las calles de noche y que a más de uno le daría un buen escalofrío...

OVNIS en Monterrubio de Armuña, Arribes del Duero, Las Batuecas, Villanueva del Conde, Nava del Rey… ¿Es frecuente este tipo de casuística en la provincia? ¿El expediente UFO más llamativo según tu criterio? - Salamanca no se queda corto en lo referente a los famosos ovnis y la provincia tiene por suerte o por desgracia algunos puntos calientes donde se acumulan muchos avistamientos, como por ejemplo la zona de Ciudad Rodrigo y pueblos colindantes o en los alrededores de Las Batuecas. En cuanto al caso que más me ha llamado la atención fue un supuesto avistamiento ocurrido el 5 de enero de 1433 en las cercanías de Ciudad Rodrigo cuyos testigos fueron miembros de la corte de Juan II como el conde de Alba (todavía no era ducado) o el condestable Álvaro de Luna entre otros, y en el que también se ve involucrado Juan de Mena, famoso poeta medieval. Este caso, si bien es ignorado, es extraordinario.

Cuéntanos cómo podemos adquirir tu libro “Salamanca misteriosa”. - El libro está de momento en versión digital, en Kindle, siendo a través de Amazon la forma de hacerse con él. Además tiene el simbólico precio de 3 euros, así que no hay excusa para no leer Salamanca misteriosa.